Aniversario de la Adopción de Tango

Read this post in English

Un 8 de Julio como hoy, hace 6 años, Tango el gato llegó a mi vida de la manera más inesperada. A continuación les contaré en mi blog como fué que Tango llegó de manera sigilosa a mi casa, robandose nuestro cariño y el de muchos amigos e internautas que lo adoran.

Estaba terminando una clase de Cuban Salsa Cubana ya tarde por la noche en las antiguas instalaciones de Shanti Studio en Plaza Caracol. Estaba lloviendo fuertemente como esde costumbre durante los monzones de verano en Puerto Vallarta. Yo estaba caminando con mi ex novia Dafne hacia su coche cuando oímos un maullido muy suave que venía desde una alcantarilla lateral en la acera junto al estacionamiento. Recuerdo que dije algo como “Mira Daf! Hay un gatito allí” y luego me iba a continuar caminando. Pero Daf me paró y exclamó que no nos ibamos a poder ir de ahí dejando al gato bebé allí a su propia suerte. Ella trató de llamarlo fuera de la alcantarilla, pero era evidente que el gatito tenía miedo de nosotros los seres humanos. Parecía que estaba muy débil y quizás enfermo. Así Daf me envió al Oxxo más cercano para comprar leche y croquetas de gato para el gatito. Cuando volví, le servimos la comida en un plato improvisado y con mucha paciencia lo esperamos bajo la lluvia hasta que el gatito se acercara. Entonces dije algo así como “Ok, ahora él está bien! ¡Vamonos!” Pero Daf se puso en su estado de niña haciendo berrinche hasta convencerme de llevarnos al gatito a la casa, al menos por esta noche por lo de la lluvia. Yo acepté. Ella se llevó el gato.

Cuando llegamos a la casa, insistí en que el gato debía quedarse fuera en el patio. Estaba techado y sabía que iba a estar bien. Daf se quejó, pero estuvo de acuerdo e hicimos una cama improvisada. Al día siguiente llevamos al gatito a la Veterinarean, con una chica llamada Noemi que trabajaba en una antigua tienda de mascotas en Plaza Caracol. Daf abrió la puerta del coche sin cuidado y el gatito por instinto corrió a esconderse debajo de otro coche. Daf estaba muy sensible en ese momento y se puso a llorar. Así que yo fui corriendo al veterinario a pedir ayuda. Noemi la veterinaria salió con algo de comida y llamó al gatito. El gatito salió y nos permitió agarrarlo.

Noemi encontró que el gatito tenía algunas lesiones graves en uno de las orejas. También sufría de desnutrición y debía tener tan sólo 2.5 meses de edad. Pagamos por todo el cuidado del gatillo. Todavía estaba pensando yo en darlo en adopción después de recuperarse de todo. Después de algunos días, el gatito volvió a casa con nosotros, y permaneció allí durante días, semanas, meses, ¡Je je! Él era muy encantador y dulce, y sorprendentemente limpio y realmente consiguió que yo le tomara cariño muy rápido. Poco a poco le compramos muchas cosas de gato al gato. La idea de Daf fue a llamarlo “Magenta”, como ella pensaba que el gatito era una niña y ella estaba realmente metidísma en la pintura. Cuando Noemí nos dijo que era un niño. Se me ocurrió decir que entonces era mi turno para nombrar al gato. Recordé que estaba jugando un juego de Facebook llamado “Fluffy Friends”, donde yo tenía una mascota virtual llamada Mambo Chango. Pensé que era chido nombrar a una mascota con un ritmo de baile para darle una conexión a mi vida. Pensé a continuación, que Tango era un mejor nombre para un gato en lugar de Mambo. El Tango es elegante, con pasos deslizados y sigilosos y con complicado trabajo de pies, por lo que me convencí que era mucho mejor nombre para él. Fue entonces cuando el gatito consiguió el nombre de Tango y se convirtió en parte de nuestra familia.

Baby Tango

Baby Tango playing with pillows

Baby Tangos first toy
Baby Tango’s first toy

Ahora ya han sido 6 años dede aquel momento y es difícil imaginar mi vida sin Tango. Daf y yo tomamos caminos separados. Su trabajo en el área de construcción le demandaba mucho viajar así que fué mejor para Tango quedarse conmigo en Vallarta. Después de todo, yo llamé a mi casa “La Maison du Tango” por él, era en verdad como si él fuera el verdadero dueño de la casa. Algunas veces creo que si se siente el legítimo dueño pero siempre está ahí protegiendola. Cuando regreso a casa, siempre está ahí para recibirmo pero sabe que necesita darme mi espacio y necesita tener el suyo. Este año adopté un perro grande (Otra historia que contarles) y al contrario de lo que se pueda pensar Tango prefiera tolerar al perro que salir de la casa. Después de todo es su casa. Y ya están aprendiendo a llevarse bien.

¡Gracias Tango!

tango1
Tango and Israel
tango2
Tango and Israel

Guardar

Guardar

Advertisements

One thought on “Aniversario de la Adopción de Tango

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s