¿Que pasa si a la mitad de tu clase de Zumba se mete un mono?

(Read this post in English)

A estas alturas del partido, yo pensaba que ya me había todado verlo todo y vivirlo todo durante una clase de Zumba Fitness. Equivocado estaba. Hoy me tocó vivir una situación nueva que quizá sólo le haya pasado a los maestros Zumba ZES como Eliza o Braulio o al Zumba Yoda Sensei Beto y quizá solo ellos puedan contestar esta pregunta para futuras referencias. ¿Qué haces si a la mitad de la clase de Zumba un mono se mete a la pista de baile? Bueno, eso me pasó hoy:

Estaba dando una clase de Zumba para los huéspedes del Hotel Palladium en Punta Mita. Como muchos hoteles en la Riviera Nayarit, este hotel está conectado con la naturaleza circundante. Estábamos bailando con Pitbull y era la penúltima canción, cuando de repente un chango (mono pues) saltó a la clase y se fue directamente sobre una de las chicas POP. (POP es un termino que significa People of Palladium y es una forma de llamarle a los animadores del Palladium). Ella corrió asustada detrás de mí (Ella es la chica que está al lado en la foto). El mono frotaba la mano en su vientre como en un gesto de “dame de comer”. Pero a medida que la chica huía de él, el chango se ponía más agresivo y agitaba sus grandes manazas tratando de arañarla. Yo como el experto en animales que pretendo ser a veces, me paré firmemente enfrente de él, dando un pisotón fuerte en el piso para que él se desanimara y se fuera. Digo, al final esta técnica funciona con los perros grandes, por qué no con el chango. Sin embargo, no funcionó con el mono. El resto de las personas que tomaban la clase de Zumba se fueron a las esquinas. El mono se sentó en el centro de la pista y se quedó allí, macho dominante. Pitbull segúia allí, sin dejar de cantar, ya tú sabe. Y si el seguía cantando y el mono se quedó sentado, pues decidimos terminar de bailar la canción. Shake it babies, shake it! Una parte de mí tenía la esperanza fantasiosa de quel mono se parara y comenzara a imitar mis pasos de baile.

Nunca sucedió.

Pitbull deprimido, decidió terminar su canción. Romeo Santos le siguió con una bachata fulminante. Parece que la bachata si desanimó al mono porque él se puso de pie y se alejó. Pero antes de treparse por el barandal, se hizo caca en una de las sandalias de las huéspedes (Mi parte de experto de animales les explicará que quizá esta es una forma que tuvo el mono para comunicar desacuerdo.). Acto seguido, se trepó por las palmeras. Algunos de los huéspedes a continuación, tomaron sus teléfonos para tomarle fotografías del mono (Welcome to Wild México dudes!). Debería yo haberle tomado una foto  para el blog, pero mi iPod estaba ocupado tocando a Romeo Santos para la clase. Antes de que Romeo dejara de cantar, hicimos un poco de estiramiento para enfriarnos.

¡Foto foto!

After a Zumba class at Palladium
After a Zumba class in Palladium Punta Mita.

Como conclusión, quiero compartir que hace algunos días, yo era de los que protestaban por la muerte trágica de Harambe el gorila en el zoológico de Cincinnati. Incluso discutí con muchos amigos sobre eso. Aunque yo nunca de los nuncas mencioné que yo prefería ver al niño muerto antes que el gorila, la gente se me abalanzó y me apuntaron con el dedo acusándose de más o menos ser un traidor a mi propia raza porque me preocupa más la preservación de la vida animal que de la vida humana. Admito que una parte de mí si cree que los 7+ billones de seres humanos somos una especie de plaga para la madre Tierra, y no tenemos madre con tanta destrucción de la naturaleza y con haber provocado la extinción de especies animales y vegetales.

Después de discutir con mis amigos pro-humanos y anti-animalista, yo me sentía un poco mal y me tenía que yo si era una especie de “traidor a mi propia especie.” El día de hoy, cuando me encontré protegiendo a la chica del mono descubrí que no tengo que preocuparme. Si protejo a los de mi propia especie. Creo que iba a ser capaz incluso de golpear al mono en caso de que fuera necesario. Pero por suerte, no tuvo qué ser así. Estoy a favor de preservar la vida de mono, la de los gorilas e incluso la vida humana.

Ahora puedo añadir a mi lista de goyoaventuras durante una clase de baile el capítulo: “Cómo tratar a un chango dentro de tu clase de Zumba

😀

Guardar

Guardar

Advertisements

One thought on “¿Que pasa si a la mitad de tu clase de Zumba se mete un mono?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s