Caminos inconclusos

Todo ciclo tiene su inicio y tiene su final. Yo les contaré mi ciclo en el que hubo un camino que no concluyó, un camino inconcluso.

image

Puerto Vallarta Febréro 2016

Mi historia de amor tiene dos personajes. “Yo” al que la mayoría de ustedes ya conocen ya que hablo mucho de “yo” en este blog. El otro personaje es Kat, mi pareja sentimental por presentarla de alguna manera. No es que no lo sea. Algunos de lo que me conocen en la vida real, conocieron a Kat, pero pocos entienden como terminó en México, y menos aún la entienden a ella. Yo si lo hago, creo. Así que les platicaré su historia.

Vancouver 2011

Como mucha gente (Bueno al menos mucha gente en mi entorno pseudo artístico-intelectual raro) Kat tenía muchas preguntas existenciales trás haber vivido algunas experiencias algo complejas. Conoció a un trió singular de personas (No tiene caso decirles sus nombres ya que sus nombres ya ni son los mismos. Tampoco tiene caso decirles sus problemas ya que ya los dejaron atrás). Entre ellos se formó una comunidad espiritual llamada Soulfullheart. Su cosmovisión es muy singular y para los que hablen ingles la podrán checar en su página Web. Para los que no le dieron click al url y siguen con esta historia me dejan con la difícil tarea de explicarles con mis propias palabras. Les diré que básicamente se trata de una cosmovisión donde se busca dejar de ser quien naciste, para convertirte en quien se supone te debes convertir. Se explica sobre tratar de eliminar esas etiquetas que las personas o tú mismo te has puesto para definir quien eres y encontrar a esa persona que estás destinada a ser. Entre otras cosas se busca “sentir” las cosas como son y aceptarlas para luego hacer una renovación constante en ti. A diferencia de las típicas doctrinas como la neurolingüística no se trata simplemente de decir “Hoy seré feliz y será un gran día” para sanar tus heridas. Más bien se trata de asumir el sentimiento tal y como viene, aunque sea tristeza, coraje, miedo, etc para una vez “sentido” poder ser capaz de cambiar tu persona. Los que no entendieron, sólo acuerdense de la película Intensamente donde Alegría trata de sanar a Bing Bong trás perder su carro-mascota mediante una estúpida dosis de frases positivas y no lo consigue. Es Tristeza quien realmente logra que Bing Bong sane acompañandolo en su dolor mientras éste se desahoga.
Sadness and Bing Bong

Vancouver Octubre 2014

El chiste es que ya me desvíe porque les iba a contar una historia y les terminé contando las reflexiones de una película. Vuelvo al tema. Estos señores junto con Kat decidieron que la mejor manera de reencontrarse era dejarlo todo al más puro estilo de Siddartha en el fabuloso libro de Herman Hesse: casa, familia, amigos para irse a vivir al campo en alguna remota comunidad de México.

Kat agarró su auto, su iphone, su lap, unas pocas mudas de ropa, unos libros y a Nanuk, el perro que recién había adoptado y partió junto con sus amigos en un viaje sin retorno a México.

Bucerías Junio 2015

Ya llevo casi 2 meses que cerré Shanti Studio y ya estuvo bueno de estar sentado en un rincón con mi pesar. Le doy una manita de gato con Word y Photoshop a mi Curriculum (¿Ridículum?) y empiezo a intentar quedar con varios conocidos sobre clases privadas o colectivas de baile. Rachel, una canadiense con quien ya había trabajado anteriormente con Shanti y en su gym en Bucerías, me pasa el contacto de una chica que andaba buscando clases para un centro cultural. Quedo con ella por WhatsApp. Se llama Kathleen, me entero.

El Santuario Febrero 2014

Kathleen y sus amigos Soul están ahora en Un rancho cerca de un rio por Cajón de Peñas y Tomatlán. Están completamente aislados. Lo más cerca que tienen es un pueblito llamado El Corrido. Un par de meses antes llegaron ahí, a este gran rancho propiedad de un signore italiano que consideraba que habría una crisis alimentaria e industrial a nivel mundial y era necesario hacerse de una tierra capaz de producir sus propios alimentos. Nuestros amigos del Soul también pensaban algo parecido pero a diferencia del Signore Italiano estaban dispuestos a vivir precariamente ahí, de manera sustentable, siendo vegetarianos y dispuestos a explorar a fondo su realidad sin distracciones externas como la TV, Youtube y la vida mundana. Ahí conocen a una pareja Americana: Rick y Paty que también se retiraron a este paradisiaco lugar para sanar aunque con un poco más de lujos.

Guadalajara Octubre 2002

Llevo un mes que renuncié de la empresa de automatización de casas para ricos. No encuentro trabajo como Ingeniero. Me mantengo de mis clases de baile pero me siento incompleto. Ocupo mi tiempo libre leyendo y bailando en un grupo de mi ex-Universidad además de tomar cursos e intentar una maestría. Mi estancia del año pasado en Francia me enseñó algunas cosas que yo no sabía sobre mi mismo. Me dió mucha seguridad. A mi regreso de Francia a México las cosas se sentían muy bien. Tenía menos timidez. Conocí a Sarah de Vancouver y se convirtió en mi primer gran amor. Además inmediatamente después de graduarme como ingeniero conseguí trabajo en esta empresa que se me hacía bastante cool.

Ahora ya no había nada de eso. Quería irme a un lugar lejos y explorar un modo de vida diferente, al mismo tiempo quería conocerme a mi mismo. Acaba de leer el libro Siddharta de Herman Hesse y me seducía la posibilidad de un viaje radical donde se deja todo para convertirse en un saddhú errante. Quizá si en ese entonces me hubieran reclutado en Soulfullheart me hubiera unido, pero era 2003 y aún no existía. En cambio conocí una asociación estudiantil a nivel mundial llamada AIESEC, dedicada al intercambio laboral a distintos países. Estaban reclutando Trainees. Requisitos: Carrera Universitaria recién terminada, excelente ingles, preferentemente otro idioma y ganas de dejarlo todo para explorar otra cultura. ¡Changos! Yo reunía los trés. Apliqué, fuí seleccionado e ingrese a la bolsa laboral de AIESEC. La primer semana, mi agente laboral de AIESEC, Karlitra Carbajal, me encontró una super oferta: Ingeniero Electrónico para empresa de automatización industrial en Gandhinagar, India por un año. La empresa buscaba hacer negocios en Latinoaméricana, así que querían experimentar con latinos. Como anillo al dedo. La rechacé, quizá fué miedo, quizá quería volver a vivir algo glamoroso como Europa y la India era lo opuesto. Ni Karlitra y yo sabíamos que se me presentaría esta misma oferta una segunda vez, y esta vez no la rechazaría.

El Santuario Abril 2015

Las cosas van progresando. Los amigos del Soul van edificando una casa para huespedes para no tener que dormir entre las ovejas y los mosquitos. Aunque realmente dormir todas las noches bajo la espectacular bóveda celeste no tiene comparación. En las ciudades, sobre todo en las grandes, la luz artificial de las ciudades y el smog impide ver la cantidad tan espectacularcde estrellas en el firmamento. Kat disfruta de su vida aquí, más encuentra dificultad en encontrar consuelo en si misma sin necesidad de recurrir a sus amigos del Soul. Se vuelve una relación estilo madre-hija otra vez. Ella no quiere eso. Sus amigos le aconsejan que se de un espacio, que salga del rancho. Kat encuentra en linea una oportunidad de voluntariado en un centro cultural llamado Octopus Garden en La Cruz de Huanacaxtle: Tienen cafetería orgánica, son vegetarianos, tienen un estudio de danza y la dueña necesita ayuda con sus caballos. ¡Caballos! Kat y Nanuk se lanzan rumbo al norte.

Ahmedabad Mayo 2004.

Ya llevo casi 4 meses viviendo en el estado de Gujarat en India. La verdad ni yo creía que me adaptaría tan rápido a esta vida en un lugar del otro lado del planeta. Es interesante por un lado adaptarme a normas tan diferentes de la sociedad Gujaráti y por el otro lado, tener la libertad de tomar decisiones más fácil al no considerar lo que mis viejos amigos o mi familia quieren, aquí no los tengo. Vamos son 11 horas y media de diferencia con México. Ellos se van a dormir cuando yo tengo coffee break. Me comunico desfasado con ellos usando mails grupales con Yahoo groups. Me hubiera encantado bloguear y estar subiendo fotos y check-ins de los lugares que conocía pero aún no se había inventado WordPress, Facebook ni Foursquare. A pesar de que en India en ese año ya había 3G, mi celular era más viejo que el de Pedro Picapiedra.

La Cruz de Huanacaxtle, Julio 2015

Kat se adapta muy bien a valerselas por ella misma sin sus amigos del Soul. Ayudar a la dueña con las labores incluyendo cuidar a su esposo que requería cuidado especiales era una labor extenuante pero le gustaba. Como activida extra, continúa como maestra de ingles por internet. Puede alternar bien esta labor con el voluntariado. Además, el voluntariado le permite cuidar caballos y tomar en el Octopus clases de danza aérea y de salsa en línea (¡Si! ¡En línea oye!). Propone clases de Hip hop ya que a ella le gusta eso y le pregunta a una maestra que conoció, Rachel, si ella puede dar las clases. Rachel no puede pero le promete encontrar maestro de baile. Más tarde le consigue el cel de un maestro llamado “Yo” (Bueno Israel Andalón)

Ahmedabad Junio 2004

Tremenda semana de salidas y fiestas en nuestra casa, el L3 (Latin Lovers Lounge) se armaron para despedirme después de un año de vivir ahí. He aprendido mucho, ahora me gusta comer todo tipo de verduras, me he hecho adicto al café, más habil con los idiomas y la mímica y amante de las motonetas. He tenido más pegue que nunca (Quizá por ser mexicano, quizá por ser bailarín, quizá por aprender a ser “yo”) y me he encariñado con mucha gente y muchos trainees aquí.

En Masibus el dueño de la fábrica Krishnaborty Subramaniam (Ok, mejor lo abrevio como Subi) me ofreció quedarme a trabajar de planta y si lo llegué a considerar. Incluso fuí a ver a migración que artimañas podría hacer para extender mi visa con permiso para laborar. Pero he decidido que no me gustaría quedar desconectado de México, mi familia y los pocos que siguen leyendo mi Yahoo groups (Todavía Yahoo era el rey, yahoo!). Ganar en rupias nunca me permitiría volver a tierra azteca. “Está bien” dijo mi jefe Subi: “Shanti Shanti.” Yo reflexiono que me gusta la palabra Shanti (Tranquilidad, armonía). Aún no sabía que unos meses después iniciariamos en México con una serie de negocios a nombre de Grupo Shanti.

Mi jefe Subi agrega. “Me quedaré con esta estampa de la virgen de Guadalupe que me regalaste en Julio del año pasado.” Yo quedo con cara de ‘What?.’ “Si” agrega “Desde que me la diste, le rezo diario. Yo pongo cara de ‘How?’ ” Lo que pasa” me explica “es que si ella es sagrada para los mexicanos, entonces es también sagrada para mi. Son diferentes manifestaciones del mismo Dios.” Yo quedo con cara de “Mind Blown.”

Chacala, Octubre 2015

He decidido que estas dos historias converjan en este punto arbitrario entre otras cosas porque Chacala está muy bonito y el hotel ecológico y vegetariano, Mar de Jade, en el que está laborando Kat está espectacular y vale la pena aterrizar aquí. Ya llevamos un mes como pareja y por varias razones como “yo”, Kat deja el hotel y se va a Vallarta a probar suerte y vivir conmigo.
image

Puerto Vallarta, Febrero 2016

Después de un viaje con sus amigos del Soul en el santuario de Corrido, Kat reflexiona tristemente que la vida en Vallarta no le gusta. Prefiere la paz y la vida sustentable del rancho además de la capacidad de conectar y sanar con la ayuda de sus amigos del Soul. Su único pesar es que su perro Nanuk nunca se pudo adaptar y que yo estaba tan comodamente enraizado en PV. Platicamos por 2 semanas sobre la posibilidad de que yo deje todo y adopte Soulfullheart como mi estilo de vida. Reflexiona, ella primero, y yo después, que soy más espiritual de lo que aparento. Más sin embargo yo visualizo el gran cúmulo de satisfacciones, retos y habilidad para ayudar a los demás a través de la danza y lo feliz que soy en Vallarta. Sin embargo la entiendo. A mi me estresaría tener que regresar a vivir a Guadalajara y alguna vez emprendí un viaje al lugar más remoto que encontré para encontrarme a mi mismo y buscar espiritualidad. (Por eso escribí sobre mi estancia a la India en este post, para que usted amable lector encontrara el paralelismo.)

La moneda está echada y la perdí. Y duele, duele mucho. Pero me alegra que Kat tenga la oportunidad de tener este tipo de refugios y amigos que muy pocas personas tienen. Me gustaria tener amistades así de profundas pero quizá yo nunca he sido tan profundo. Ni Kat ni yo cortamos del todo la posibilidad de reunirnos para una segunda parte de esta goyonovela. Quizá vuelva por Nanuk. Nanuk se quedó conmigo y creo que hasta Tango mi gato se está adaptando a él. Me estoy haciendo especialista en quedarme con las mascotas de mis ex. Sólo espero que si llega alguien más, no llegue con una jirafa o unimagea víbora.

Me sorprende que estos recuerdos me traigan una alegría agridulce. En el fondo, sé adaptarme rápido y soy un sobreviviente y me considero un líder motivador. Quizá yo en un futuro sea él que necesite irme a un rancho en Tomatlán para reinventarme a mi mismo. El camino de mi vida está inconcluso y tengo la oportunidad de trazarlo como yo quiera.

Advertisements

2 thoughts on “Caminos inconclusos

  1. […] Dicen que hay 2 tipos de motociclistas: Aquellos que nunca se han caido y aquellos que ya se han caido. Los que nunca se han caido suelen ser entusiastas e incluso confiados. Los que ya se han caido y siguen manejando moto es porque han podido sobreponerse al accidente y/o es mucho su amor por las motos. Yo soy de los segundos. De igual manera dicen que hay dos tipos de personas: Aquellos que nunca vuelven con una expareja, y aquellos que caen (o tropiezan) de nuevo. Yo me consideraba del primer bloque hasta hace poco que volví con Kat (Cómo se los conté en un blog previo). […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s